Venturi no tenía ni idea

Dicen (nótese lo impersonal de la forma verbal) que un diseñador trabaja a una velocidad mucho mayor cuando 1) se acerca la fecha de entrega o 2) huele el aliento de su captor en el cogote. El captor viene a ser el que paga por lo que haces.

Giovanni Battista Venturi ya presentó hace un buen puñado de años una teoría similar aplicada a fluidos. Claro, de aquellas los diseñadores no existían y por tanto, no se dió cuenta de que se equivocaba si los contemplábamos como una variante en sus ecuaciones. Y es que el bueno de Venturi venía a decir que en unas determinadas condiciones, la velocidad y la presión de un fluido están vinculadas de manera inversamente proporcional.

No entiendo por qué no lo colgaron por hereje y gañán.

Que velocidad y presión son dos variables relacionadas de manera directamente proporcional es algo tan cierto como que en realidad Pepsi es una marca de Coca Cola para hacerse la competencia así misma y así quedarse con todo el mercado.

Señor Venturi, han pasado muchos años y sus palabras siguen vigentes. Pero nuestros clientes no las deben conocer. La próxima vez que me llame un cliente avisando del recorte de tiempo disponible para la entrega le remitiré a que se ponga en contacto con usted y así le explica su teoría. Pero hágalo despacio que así gano algo de tiempo.