Calvin y Hobbes del grandísimo Waterson

Y eso que has puesto es azul porque…

El título de este post bien podría ser cualquier oración enunciativa que se cruza durante la intervención de un cliente en el proceso de dimes y diretes con un diseñador. Y pueden pasar dos cosas:

  • Que realmente ese azul tenga su razón de ser y puedas pasar a explicarle concienzudamente su explicación.
  • Que lo hayas puesto por probar, te haya quedado bien, y pases a explicarle concienzudamente una explicación que te has sacado de la chistera.

Yo reconozco que me he visto en las dos situaciones. Pero al menos tengo la in-decencia de reconocerlo. Afinidad con el diseño, experiencia que ya te da modelos que funcionarán bien, se te aparece la Virgen, lo que sea. Hay múltiples situaciones por las que llegas a “algo que funciona”. Y te pagan por ese algo, no por tu verborrea y dones léxico-semánticos.

Por favor, que no me intenten justificar el logo de Cuatro (o no de manera tan rimbombante), o darme explicaciones sobre los parecidos que se pueden encontrar tan rápido. Probad a poner en google “parecidos logo Cuatro” y ya veréis.