Le atiende heurística, ¿en qué puedo ayudarle?

Cuando uno diseña cartelitos es probable que dedique más tiempo al aspecto creativo y visual, y algo menos a si va a ser usable o no. Normal. En un cartel siempre y cuando se cumplan dos o tres cosillas sobre legibilidad y equilibro ya nos puede salir algo decente desde el punto de vista práctico (que no estético). Pero la cosa cambia cuando hablamos de diseñar webs o, peor aún, una interfaz (interfeis).

En las ofertas de trabajo se piden diseñadores/maquetadores que sepan de Flash, flesh, flish, flosh y un poco de flush 2.0. Me parece curioso que ante esta pedida de mano tan multidisciplinar no se mencionen cosas como experiencia en desarrollo de interfaces o en resolución de problemas de usabilidad (que no accesibilidad). Quizá un diseñador no debiera saber de estas cosas…¿o sí?

Si al fin y al cabo somos la primera línea de batalla ante una nueva web, somos los que primero bombardeamos al cliente con bocetos cuando quiere su aplicación makeMeRichierTuZausen…algo tendremos que controlar de patrones de interacción o de si poner el botón cancelar en verde y el de aceptar en rojo es una decisión afortunada o no.

Y es que a la hora de realizar diseños que van a usar otras personas de manera directa o activa, es recomendable pensar en cosas como mensajes de confirmación o de envíos con éxito, tooltips de ayuda… Por otro lado diseñar interfaces implica estudiar qué tipo de usuario va a ser el más común; no todos sabemos usar los sistemas de ventanas típicos.

Realmente muchas de decisiones sobre usabilidad se responden solas con un poco de sentido común y el diseñador no necesita de ayuda externa para ello. Pero es conveniente que “el-que-hace-dibujitos” sepa realizar test de heurística de vez en cuando, sólo o acompañado del encargado de proyecto y/o responsables.

Un test de heurística viene a ser como comprobar que la bolsa de la basura no está rota por debajo antes de empezar a usarla. Pierdes un tiempo X en comprobarlo pero de este modo te aseguras casi con total seguridad que los restos de la cena de anoche lleguen al contenedor y no sean inicio de un pequeño ecosistema protozoico en el fondo de tu cubo de desperdicios. Pues en el diseño de interfaces (“interfeises”) igual. Cambia la bolsa por tus prototipos de diseño y los pequeños protozoos por las múltiples quejas de tu cliente ante un proyecto mal testado.

Los siguientes cinco puntos sacados con nocturnidad y alevosía de Mina Lab resumen perfectamente mi postura e idea de lo que sería recomendable que un diseñador tuviese en la cabeza cuando afronta un nuevo proyecto de inferfaz o web; Organizar una especie de check-list mental o escrita me parece genial.

  • 1. Navegación: Es el cómo se mueve el usuario en la interfaz.
  • 2. Orientación: Dónde está el usuario y qué tiene que hacer.
  • 3. Interacción: Cómo interactúan el sistema y el usuario.
  • 4. Contenido: Qué hay en el sitio y cómo son comunicados al usuario.
  • 5. Layout: Cómo se distribuyen los espacios en la interfaz.

Voy a dejar dos linkitos sobre el tema por si a alguno le interesa profundizar un poco en el tema. De no ser así, también recomiendo este tipo de lecturas cuando existen problemas de insomnio xD.

La intersección entre factores humanos, diseño gráfico, interacción y comunicación.
Usabilidad sin usuarios: heurística