El ojo derecho es mio y no puedo hacer nada por evitarlo

Por favor señores, es cierto que con mis ojos veo cosas, y que gracias a Dios puede que tenga cierta capacidad para reproducirlas… perdónenme y estaré agradecido porque el doctor que me atendió en el parto no le paso una receta a mi madre con el canon correspondiente…

Esta gente a mi me tiene negro, y al ver esta noticia, no he podido más que preguntarme si no merece la pena que siempre que estos señores (por llamarlos de alguna manera) metan la pata (y además la meten con frecuencia y hasta el fondo) se les haga toda la publicidad negativa que se pueda. Al menos si se llevan nuestro dinero que todos les miremos como delincuentes, que es lo que parecen. A lo hechos me remito.

Imagino que os gusta la chabola de la foto… a mi también la verdad… estaba pensando en mi oficina, y al ver esto me dije… hombre me viene como anillo al dedo, voy a hacer un escrito al Ayuntamiento para hacer el favor de $acármelo a concurso, pero todo legal todo legal… que mira lo$ negrito$ como venden ilegalmente y a$i le$ per$igue la policía… e$ que hacen tanto daño a la $ociedad… A$i que verá u$té $eñor alcalde, me lo prepara bien bonito, con mucha paja, pero por favor me recalque lo$ párrafo$ $iguientes, y a $er po$ible me mantiene la buena letra, $i e$o ya matizamo$ lo$ detalle$ en el $upermegaguayre$taurante y de pa$o aju$tamos lo$ fleco$$$ que quedan por definir.

Y de regalo, otra y otra perla de estos señoritos (esto es a lo que se denomina ahora FAIL, ¿no?, o lo que Rafa el de Fama o mi sobrino pequeño, denominaría “cagadota”), pero claro con el dinero que se gastan en chabolismo, como para tener para un office (software libre no, que es el demonio, de ahi no pueden sacar tajadas), o para no meter la zarpa donde no les llaman…

¿Aun queda gente que no les escupiría en la cara? ¿qué tiene que ver todo esto con derechos de autor? ¿El autor de un disco duro, de una memoria, de un lápiz, de una cámara, de un CD…. no nos cobra ya lo que cree que es justo? Pues nada, a seguir dejando que nos den por el ojo (pero ni el derecho ni el izquierdo).