Densidad de Pixel, un problema actual y futuro en diseño

Why pixel density matters more than just screen size or resolution

Hace un par de días me estuve leyendo este post [en] cuyo título en calcado impunemente. Deja entrever una de las “nuevas” variables con las que los diseñadores multimedia tendremos que batallar.

Porque antes tenías dos opciones en lo que a “resolución” se refiere: “resolución” para web, 72 puntos por pulgada, y “resolución para imprenta”, 300 puntos por pulgada. Realmente este valor sólo tiene sentido en el mundo de la imprenta aunque se usa incorrectamente (y mucho) para la imagen digital. No nos confundamos. Una cosa son los points per inch y otra los pixels per inch.

Con el avance tecnológico se están consiguiendo pantallas cada vez más grandes y cada vez más nítidas. Nítidas, esa es la palabra clave. ¿Por qué un monitor de 24″ de ahora se ve más nítido que uno de 24″ de antes? Los pixel per inch son la clave. Algunos lo llamarían (y yo me incluyo muchas veces entre ellos) resolución. Pero emplear dicha palabra puede llevar a confusión por lo que actualmente es preferible hablar de densidad de pixel. Y la respuesta es bien simple: la pluralidad de plataformas actuales para las que creamos contenido. La misión de “diseñar una web para 1024×768” puede quedar obsoleta si buscamos el objetivo multiplataforma. O si se empieza a aumentar la densidad de pixel en monitores de sobremesa, claro.

Ojo, no digo que esté mal hacerlo pero el tamaño importa y cada vez más. Echadle un vistazo a Effective Design for Multiple Screen Sizes [en]. Evidentemente todo esto viene a cuento por la enorme difusión de los dispositivos móviles y su total introducción en la vida cotidiana del usuario. Si ya podemos acceder a Internet desde cualquier sitio, ¿no tendríamos que adaptar la información para que esté disponible correctamente? Y ello implica saber que esos 1024×768 no son lo mismo en un monitor de 17″ que en un smartphone de 3,5″. Primero porque no se ha alcanzado esa misma resolución y segundo porque cuando se alcance, la densidad de pixels entra en juego (siempre está ahí en realidad) para mostrar la enorme diferencia entre visualizar el contenido en el monitor o en el teléfono. Y lo “divertido” del asunto es que en un mismo tamaño pueden existir dispositivos con diferente densidad de pixel por lo que lo que no hay una paridad plausible siempre de “pantalla de tamaño X = aspecto visual X” porque la densidad puede ser Y, Z o JFK

Hasta ahora apenas nos teníamos que preocupar de este asunto. Pero si estamos metidos en faena en la preparación de aplicaciones para Iphone, Android, etc… nos lo vamos a tener que mirar. En Android Developers [en] y en iOS Reference Library [en] hay temática dedicada específicamente a buenas prácticas de diseño que nos pueden servir como base en lo que a trabajar con diferentes densidadades de pixel (y experiencia de usuario en plataforma móvil/tácil ya de paso) se refiere. Este otro enlace que me pasó [Q]Boss es interesante también: Designing tips for creating mobile RIAs [en].

Realmente esto es sólo una introducción a un tema que posiblemente va a dar que hablar en el gremio de diseño. Veremos cómo se desarrolla.