Tendencias actuales en apps (aplicaciones) móviles

(Fuente de la imagen de la entrada: vocal.ie)

Como alguno de vosotros sabéis, a parte de mis labores en [Q] y en Infocket, aprovecho mi tiempo enriqueciendo mi persona a través del contacto con nuevas generaciones interesadas en la creación multimedia en forma de consultoría en la Universitat Oberta de Catalunya, o con artículos para Mosaic.

Una de las motivaciones más importantes para aceptar ese reto, fue pensar que sin duda me ayudaría a no perder la referencia con respecto a la gente que empieza, su motivación e ideas… la otra mi absoluta firmeza en que la educación DEBE convivir con el mundo empresarial real, para producir profesionales mucho más completos… pero lo dejo aquí, porque sin duda esto será otra entrada del blog, algún día.

La cuestión es que a raíz de una actividad en el aula, que contó con la participación activa de la gran mayoría de alumnos, llegamos a una serie de conclusiones que he adaptado a mi visión personal, y transformado en este post por si a alguno le puede ayudar a clarificar cómo vemos por aquí el panorama de las aplicaciones móviles en la actualidad.

Plataformas y modelo de negocio

Tanto iOS como Android, al igual que otras empresas han optado por el modelo iniciado por Apple basada en una App Store. Cada fabricante/actor prácticamente cuenta con su store (Google Play de Android, App World de BlackBerry, Amazon, OVI de Nokia, Windows Phone Store, Samsung Apps…) que se convierte en el centro neurálgico del contenido y aplicaciones para sus dispositivos.

¿Qué importa hoy en un dispositivo?

Uno de los temas que es vital para entender el cambio que se ha producido en los últimos años referente a los dispositivos en movilidad, es el que se puede percibir al escuchar a la gente opinar sobre las principales motivaciones de compra cuando adquieren un terminal, que están muy orientadas a las aplicaciones y lo que podrán hacer con ellas, más que a las prestaciones técnicas del producto.

Esto hoy en día es un hecho, y es tan fácil de comprobar cómo analizar los anuncios de las principales compañías como Apple, Vodafone, Movistar, Nokia, Samsung, Windows Phone… donde todas usan como reclamo las aplicaciones y la conectividad SIEMPRE en las vidas de los usuarios.

Es muy curioso ver que en el momento que los teléfonos cuentan con la más increíble tecnología que jamás han tenido, se venden por otros motivos complementarios, relacionados más con la comunicación entre personas, la disponibilidad de acceso a la información y generalmente siempre a través de sus aplicaciones. Se vende todo lo que el usuario podrá hacer con él gracias a las aplicaciones que es capaz de ejecutar, y lo increíble de su diseño y su pantalla.

Podemos concluir que la tendencia actual en la venta de estos dispositivos es explicar al usuario todo lo que podrá hacer, y que con ese terminal podrá estar SIEMPRE conectado para no perderse nada de lo que ocurre en SU mundo o entorno más cercano.

Categorización y uso más extendido de las aplicaciones

Analizando las diferentes stores y las aplicaciones de más éxito en cada una de ellas, así como las más descargadas, podríamos tener una categorización a alto nivel similar a esta:

  • Redes Sociales (Facebook, Twitter, Linkedin…)
  • Noticias e Información (prensa, noticias, climatología, tráfico)
  • Mensajería y Comunicación (Whatsapp, Skype, Viber…)
  • Productividad (correo, gestión, ficheros, documentos)
  • Utilidades (de todo tipo: mapas, imágenes, traductores…)
  • Educación
  • Ocio y Estilo de vida
  • Juegos (Casuales, serious games, títulos consagrados…)

Estas categorías se repiten más o menos con nombres similares en las diferentes stores y además son las que cuentan con las aplicaciones más demandadas por parte de los usuarios.

A parte de estas categorías, existen aplicaciones que no son grandes referentes globales en las stores, pero que por la función que desempeñan si son “de obligada descarga” entre sus potenciales usuarios. Estas aplicaciones serían las de ayuda en aspectos sociales o de salud, mejorando la calidad de vida de las personas que las emplean, ya sea para poder desenvolverse en su día a día en el que cuentan con necesidades especiales que cubrir, como para predecir, anticipar o alertar de temas relacionados con la salud de las personas.

Características adicionales

Se dan una serie de características adicionales que no tienen relación directa de 1 a 1 con las categorías anteriormente citadas, pero que son ingredientes complementarios en muchas de ellas, y que potencian su uso a largo plazo, su utilidad y/o el impacto que logran generar en el usuario, fomentando en cualquier caso su uso continuado y satisfacción de expectativas.

LBS (Location Based Services) y geoposicionamiento
Muchas aplicaciones en la actualidad y en muchos ámbitos hacen uso de la ubicación del usuario para filtrar la información que le ofrecen, ya que en muchas situaciones la cercanía física del contenido mostrado con respecto al usuario es el criterio de mayor relevancia para priorizar la información a mostrarle.

Existen claros ejemplos de esta situación en aplicaciones tan conocidas como Foursquare, Google Maps, aplicaciones de turismo, guías de servicios, restaurantes, etc.

Colaboración
Desde hace ya bastante tiempo es común ver aplicaciones con un claro componente colaborativo, en la que los usuarios no solamente consumen información sino que son generadores de la misma. La propia actividad de los usuarios clasifica, valoriza y actualiza los contenidos de la aplicación para que sea más relevante y significativa para todos ellos.

Dependiendo la tipología de la aplicación que utilice esta filosofía los mecanismos empleados (por ejemplo un simple sistema de “rating” o comentarios) y los resultados obtenidos cubren necesidades diferentes para los usuarios.

El contexto y la nube
Adobe ha defendido durante varios años el concepto de aplicaciones contextuales, que personalmente me parece muy apropiado. Las aplicaciones contextuales cobran aún más valor cuando se asocian a los servicios en la nube.

Desde hace ya tiempo los grandes actores del ecosistema de la movilidad se han dado cuenta de ello y han sacado sus servicios con estas capacidades como el bastante reciente iCloud de Apple, pero mucho antes los servicios ofrecidos por Google con diferentes aplicaciones (Google Docs, digo Drive por ejemplo), e incluso el funcionamiento de su propia store.

Darle al usuario la capacidad de realizar diferentes tareas, normalmente en diferentes contextos pero sobre una misma información y que por tanto el uso de dichos servicios tengan un claro componente de continuidad (que se traduce en el concepto de integración en la vida cotidiana de las personas) y de experiencia unificada, aporta un tremendo valor añadido a casi cualquier aplicación, pero más aún si cabe a las que tienen como objetivo la productividad.

El modelo de trabajo actual cada vez está menos centralizado, la gran movilidad de las personas a lo largo de un simple día y el uso extendido de los medios digitales e Internet, potencian al máximo las bondades de las aplicaciones contextuales y de los servicios en la nube.

¿Quien no aprecia los beneficios de DropBox, Sky Drive (o similares) frente a un lápiz USB si en realidad el 95% del tiempo se está conectado a Internet? ¿Quién no disfruta de las posibilidades de trabajar sobre un mismo contenido en cualquier lugar?

Gamification
Este concepto es algo más nuevo, o al menos su uso se ha extendido de forma más notable en los últimos tiempos, pero básicamente recoge una realidad que se da en los usuarios, que no es otra que la aportación de mecanismos lúdicos (en el sentido de haber sido usados de forma convencional en el desarrollo de videojuegos) al ser introducidos en diferentes tipos de aplicaciones (aunque no tengan nada que ver en principio con el ocio y el juego) conlleva una motivación adicional nada despreciable en el usuario, que normalmente se traduce en 2 de los componentes más buscados por los creadores de dichas aplicaciones: generación de necesidad que aumenta el uso reiterado de la aplicación y tiempos de uso continuo de mayor duración.

Estas dos características son unas de las más deseadas en cualquier aplicación, porque implica una posición estratégica favorable del creador frente a sus usuarios para poder ejercer sobre él otro tipo de acciones que generen beneficios.

Nuevamente, foursquare puede ser un claro ejemplo de esta cualidad con sus sistema de alcaldías, competitividad entre usuarios por ellas y mecanismo de recompensas (badges) y rankings.

La que se nos viene

A raiz de conversaciones con nuestro gran amigo Raúl Jiménez que ha sido uno de los beta-tester de este artículo/post, hemos decidido incluir como referencia a futuro un par de conceptos… “la era post-pc” y los “sistemas operativos multipropósito” como windows 8, el cual por cierto, también tiene su store.

Como referencia para ir dándole una pensada os dejamos este par de enlaces traídos desde xataca:

Infografías interesantes

Y para rematar el post, os dejamos estas dos infografías que recogen bastante bien algunos aspectos de los tratados, esperamos que os gusten.

Mobile Trends 2012

Source: vocal.ie via Ricky on Pinterest

The Rise of Mobile

Source: viralblog.com via Julien on Pinterest